domingo, 25 de diciembre de 2016

Empresarios haraganes


Hay quien dice que los trabajadores son unos vagos. Ojalá. Su problema es que, en general, no lo son; de hecho regalan su tiempo, su energía y su salud al empresario para no perder el privilegio de enriquecerlo. Las cosas son así de absurdas.
Los empresarios, en cambio, son unos verdaderos haraganes. Siempre lo han sido, pero la crisis los ha convertido en unos holgazanes impúdicos, como unos padres que obligaran a sus hijos a azotarse a sí mismos cuando los castigan.
Hace unos días me llamaron de una de esas empresas llamadas oenegés que tiene bolsa de empleo. Me remitieron a otra empresa que ofrece empleo subcontratado. Esta última me remitió a otra empresa, pública, a la que ofrece servicios externos. Total: para conseguir un empleo de mierda —jornada parcial, inestable, mal pagado, en condiciones penosas—, un empleo que ni siquiera es seguro que vaya a conseguir, paso por tres empresas: la oenegé, la subcontrata y la empresa pública. Así no hay quien se aclare: ¿a quién le parto la cara cuando empiecen a putearme? Se pasarán la pelota unos a otros y esquivarán bastantes hostias. Una muestra más de la irracionalidad, de la inviabilidad del capitalismo chabolista liberal que tanto se vanaglorió en el pasado de su triunfo sobre el rígido capitalismo de Estado soviet-style. Ambos sistemas de explotación económica son la misma mierda, la misma basura burocratizada y laberíntica que atora todos los respiraderos.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Derecho a vivir o vivir de hecho

Hay por ahí una cosa con corazoncitos sonrientes que se llama Derecho a Vivir. Por una serie de circunstancias que importan poco me he cruzado últimamente con ellos. Parece que se preocupan mucho por el derecho de los cigotos, los embriones, los nasciturus, los concebidos, los fetos y los no nacidos en general a llegar al exterior de su matriz: a nacer, cualquiera que sea su nivel de desarrollo, su viabilidad y su denominación. Antiabortistas, vamos.
No me interesa demasiado la polémica de fondo; se ha repetido hasta la náusea. Es muy conocido el argumento de que el derecho a vivir de los no nacidos, que a esta gente parece preocuparle tanto, debería extenderse a los nacidos. Es un buen argumento, pero tampoco me interesa. Como siempre, la forma nos atrapa y nos entrampa. Se trata de negar el derecho a vivir y basta. Hacer algo jurídico de la vida, como del amor o de la muerte, es una aberración. Vivir es un hecho, no un derecho. Ni un deber, por cierto.

martes, 13 de diciembre de 2016

Emilio Martínez Menéndez y José Luis Montañés Gil: 37 años sin aprender la lección


Han pasado 37 años; quizá pasarán 37 años más hasta que nuestros pies dejen de arrastrarse sobre la tierra. Pero, entre tanto, no hemos olvidado ni olvidaremos aquel 13 de diciembre de 1979, aquella condensación de todo lo que el ser humano tiene de sublime y de miserable, de todo lo que su cerebro y sus nervios tienen de frágil y de automatizado. El 13 de diciembre de 1979 en la glorieta de Embajadores de Madrid la Policía asesinó en una manifestación a dos estudiantes: Emilio Martínez Menéndez, de 20 años, y José Luis Montañés Gil, de 23. Cayeron bajo las balas, entre el asfalto, la mentira y la oscuridad; poco después de las nueve de la noche, la hora mágica en la que los maderos ya iban lo suficientemente cargados en la época y sus lecheras se convertían en calabazas. Sólo lo recordamos los que nos olvidamos de recitar la lección hace años, los que no hemos aprendido nada. El presidente del Gobierno era Adolfo Suárez, condecorado por Franco con la Orden Imperial del Yugo y las Flechas. El ministro del Interior era Antonio Ibáñez Freire, condecorado por Hitler con la Cruz de Hierro. El gobernador civil de Madrid era Juan José Rosón, cuyo despacho siempre estuvo presidido por un retrato del caudillo de sus negras entrañas.

lunes, 21 de noviembre de 2016

‘Lasa y Zabala’, la película del horror


Este fin de semana he visto la película Lasa y Zabala, estrenada en 2014. Como se desprende del título, gira por completo en torno al secuestro, tortura y asesinato por la Guardia Civil de los jóvenes activistas de ETA José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala a finales de 1983.
Como suele ocurrirme con las películas ambientadas en épocas —ya “históricas”— que he vivido, me creo mucho más a los malos que a los buenos. Claro que no hay malos ni buenos, ya lo sabemos; hace mucho que al bien y al mal se los tragó el agujero de la Historia, siempre enmendada y remendada para ajustarla a la medida de la noche y la niebla. Pero cuando ves una película sobre hechos que, de uno u otro modo, te han afectado, simplificas: identificas muy bien a los que has tenido enfrente cuando has actuado en esa época y cuando esa época ha actuado en ti. Al fin y al cabo, el paso del tiempo sí tiene alguna virtud: pasado el tiempo, siempre se escruta y se reconoce mejor a los enemigos.

sábado, 19 de noviembre de 2016

En el Día Mundial del Retrete, felicidades a todos los políticos

Hoy, 19 de noviembre, es el Día Mundial del Retrete. Desde hace algunos años la ONU lo celebra; este 2016 bajo el lema «aseos y empleo». No sé qué tiene que ver el culo con las témporas, pero, a cuento de ese lema, bien es verdad que los empleos son unos empleos de mierda. Los sindicatos deberían haberse paseado por las calles con cisternas de aguas fecales en cabeza.
No quiero dejar que pase esta fecha sin enviarles una cálida felicitación a todos los políticos, que tantas diarreas provocan, que tantos orines y traques expelen por sus sucias bocas y que tanto papel higiénico y ambientador malgastan para cubrir el hedor pútrido y vomitorio de sus tripas negras.
Pues eso. Felicidades en vuestro día, comemierdas del PP, PSOE, C’s, Unidos Podemos, y todas las Excremencias civiles, militares, eclesiásticas, caritativas, económicas, sociales y culturales.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Las Orejas del Lobo y Yo

Nota del autor. Éste es un relato fantástico y experimental; un relato sobre un personaje llamado Yo. La parte experimental consiste en que no se utilizará la tercera persona del singular para hablar de Yo (Yo hizo esto; Yo hizo aquello), sino una primera persona que en realidad es una tercera con pie forzado (Yo hice esto, Yo hice lo otro). Y todos los derivados: Me pasó esto en lugar de Le pasó esto; Vino conmigo en lugar de Vino con él, etcétera. Parece una primera persona, sabe como una primera persona, apesta como una primera persona, pero no es una primera persona; es una tercera persona que, quizá por primera vez en la Historia de la Literatura, se pone la funda de la primera persona. Se llama prima-tertia. Es un invento reciente.

Relato propiamente dicho. Las Orejas del Lobo son duras, enormes, peludas, tan ásperas que se dirían todas de lija, que no tienen tímpanos. Anuncian, publicitan, pero no escuchan. Sus agujeros son negros y viscosos, están taponados con pegotes de cerumen frío y con verrugas rebosantes de pus amarillo como la muerte. Las Orejas del Lobo tienen acero, todos los sepultureros lo saben: acero oxidable, oxidante, oxitomante. A veces se despliegan y caen en picado como mariposas kamikazes con picos de arpías. Las Orejas del Lobo más que heraldos son sentencias, con sujeto, verbo y víctima muerta y desangrada.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Revuelta en la Huerta de la Dragona Muerta


El otro día me enteré por el periódico de que en uno de los dos caserones que flanquean la entrada del cementerio de La Almudena, en Madrid, desde hace ocho años hay un ESOA. Los caserones de los que hablo son unos edificios gemelos y siniestros, situados frente a frente en los extremos de una calle-plazoleta casi siempre desierta que da acceso a la necrópolis. El ESOA se ha instalado en el caserón de la izquierda, junto a la avenida de Daroca.
¿Que qué es un ESOA? Yo tampoco lo sabía: es un Espacio Social Okupado Autogestionado. Lo que esto signifique ya es otro cantar; antes se podían aclarar las dudas llamando a información telefónica; ahora se consulta en google. Te vas a aclarar poco más o menos igual. No te recomiendo preguntar a los interesados, porque me apuesto el cuello y uno de los meñiques a que te van a contestar que es un Lugar que se ha Tomado y que tiene fines Sociales y que se Gestiona por los que lo han tomado y que son buena gente. O algo así. Échale imaginación, mejor no preguntes.
El del cementerio se llama ESOA La Dragona, supongo que en honor a un dragón de piedra verde (mira la foto de arriba) situado en la otra punta del barrio de La Elipa, que hace años, cuando tenía lengua, sirvió de tobogán para los niños y que ahora permanece yerto como punto de referencia para citas.

lunes, 31 de octubre de 2016

Un día cualquiera en Madrid


El sábado 29 de octubre por la mañana fui a comprar naranjas, limones, ajos, jamón york y yogures al súper. En la panadería me encontré con la vecina del segundo, una mujer mayor, menuda, con esa cierta animosidad forzosa que la mirada no deja de desmentir. Le di los buenos días. Arrastraba un carro enorme a medio llenar. Cuatro barras de pan por encima de todo. Le pregunté por su marido, por su hija y por su nieto, que conviven con ella en cuarenta metros cuadrados, y a los que tiene que abastecer, cocinar y animar. Su marido es muy viejo y apenas puede andar; ella tiene retención de líquidos, pero está algo mejor. Su nieto juega al fútbol en la calle. Su hija sigue en paro. Como yo. Nos damos las novedades de la salud y la enfermedad, de la miseria y de la pobreza. Ni su hija ni yo encontramos trabajo, ni cursos de formación, ni perro que nos ladre. Vamos de un sitio a otro, llenamos papeles con solicitudes, firmamos, nos dan copias, se pierden, dónde estará este papel. A la hora de comer comemos naranjas, limones, ajos, pan, para no desmayarnos ni perder el uso de los dedos. La pinza del índice y el pulgar para firmar. El corazón para saludar al tendido. El anular para que no se nos caigan los anillos. El meñique para repasarnos las encías y las orejas.

sábado, 22 de octubre de 2016

Vainica Doble forever

Hoy hace una año murió Gloria van Aerssen, la del apellido raro. Quince años antes había muerto Carmen Santonja. Vainica Doble. Para todos, las Vainica. Esto no es más que un recuerdo. No voy a contar su historia, sólo a hacer un breve elogio y dejar aquí lo importante, una de sus canciones: Un metro cuadrado. Pínchala y escucha:


Tuvieron éxito pero no cultivaron el protagonismo. Bandas sonoras de pelis taquilleras, sintonías de programas televisivos de gran audiencia, algunos hits radiofónicos, podían habérseles subido a la cabeza, pero su cabeza era tan humilde que estaba demasiado alta. Las Vainica no buscaron la fama obsesivamente, así que no la explotaron. Por eso, entre otras cosas, se ganaron el respeto de todos. Sus canciones tienen calidad pero no son tabarras afectadas. Son una mezcla de inteligencia, sensibilidad y humor. O, bien pensado, quizá sean ésos tres términos sinónimos. En su caso lo parece, se funden en una forma de estar. Sea como sea, cantaron con inteligencia, sensibilidad y humor a voz en grito, usando de esas voces de timbre inconfundible y de esos compases suyos. Eran ellas. No se parecían a nadie, y nadie se parecía a Vainica Doble.

domingo, 16 de octubre de 2016

Calles no. No calles

Los lejías se han molestado mucho con lo de que se le quiera quitar su calle en Madrid a Millán Astray. Se han manifestado en la plaza Mayor y luego se habrán ido a tomar un vino español seguido de una comida de hermandad, puede que seguida de una capea. Y ya está. Ya se ha abierto el interesante debate recurrente sobre la estupidez de turno: las calles y su nomenclatura. Lo que haga falta con tal de no hablar sobre lo importante y hacerlo. Fetichismo. A la calle Millán Astray se la va a rebautizar como calle de la Inteligencia. Estamos salvados. Los vecinos de esa calle se van a volver listísimos de repente.
Las calles no son más que caminos trillados que debemos seguir de un redil a otro. Marcan la diferencia aberrante entre el campo, con su espacio abierto, y la ciudad, donde nos amasamos encajados. Las calles son para pisarlas, son vías de máquinas ciegas, de desfiles sonámbulos de pies con el paso cambiado; lugares de ocio absurdo alquitranado, lugares donde se sientan los mendigos a contemplar el espectáculo, grietas, fronteras, obstáculos entre bloques, casas y oficinas; delatores, chivatos que nos localizan cuando la Policía viene a por nosotros o cuando el cartero nos trae la carta de desahucio o de embargo. Aquí vive, todo vuestro. Cuando la muerte llama a nuestra puerta ha logrado nuestras señas en el callejero. Fuera calles. No calles.

miércoles, 12 de octubre de 2016

El 12 de octubre de Mijail Bakunin

El 12 de octubre de 1873, Mijail Bakunin escribió su famosa Carta de despedida a los compañeros de la sección del Jura de la AIT, a la que pertenecía. En ella, un Bakunin agotado físicamente por los quebrantos de la salud y con la amargura añadida de haber sido calumniado, denigrado y expulsado de la Internacional mediante maniobras infames, renunciaba a su pertenencia a la renovada Asociación Internacional de Trabajadores, reconstruida a pesar de los autoritarios con la contribución de su últimas fuerzas. El triunfo de la reacción en Europa tras la derrota de los trabajadores y de los anarquistas en la Comuna de París y en los levantamientos cantonales de España había terminado por socavar su moral después de una vida entregada a la Revolución social. Estaba cansado, renunciaba a la militancia, pero no renunciaba ni a una sola de las ideas que le habían llevado a quemarse en la lucha por la emancipación del ser humano. Los marxistas se burlaron mucho de sus razones; presentaron como una excusa los supuestos motivos de salud que Bakunin alegaba en su carta para retirarse de la lucha. Bakunin murió menos de tres años después en Berna, en la miseria económica, después de una larga agonía de dolores y padecimientos, herencia de sus doce años de encierro en las cárceles zaristas, que le pasaban factura a su edad ya avanzada.

miércoles, 5 de octubre de 2016

Dinero inmundo


El año pasado estuve trabajando en un quiosco donde tenía que estar constantemente atendiendo a la caja; tocando el dinero que entregaban los clientes y dándoles las vueltas con cuidado de no equivocarme en las cuentas. Las monedas estaban sudadas, calientes, templadas o frías, algunas desgastadas, melladas, adornadas con marcas de rotulador que ennegrecían la cara del bicho estampado, con muescas en los cantos, con abolladuras como de martillazos o de punzones. Los billetes, arrugados, algunos rotos y con los trozos mal unidos mediante tiras de cinta adhesiva que se desprendía. A algunos les habían sacado el hilo de seguridad y habían disimulado la cosa con celo, otros tenían escritos textos de lo más variado, números de teléfono o dibujos obscenos o sonrientes hechos con rotulador fino o grueso, negro, azul y rojo. Algún billete era falso. Sólo me colaron uno de tarugo, al principio: un billete de 50 euros hecho con fotocopias muy burdas de ambas caras pegadas con sumo cuidado. El papel parecía menos usado de lo normal, aunque evidentemente lo habían tratado, supongo que sobándolo, para que no llamara demasiado la atención. Me sentó mal, pero, al mismo tiempo, me provocó una sonrisa. Había pringado. Qué le iba a hacer.

domingo, 2 de octubre de 2016

Relato fantástico: Mis troscos particulares

Este blog, por desgracia, se está desviando demasiado hacia la política, aunque sea apolítica. Así que hoy os contaré un cuento. Un poco de literatura fantástica para desengrasar. Dice así:

Yo tengo mis troscos particulares. Quien más quien menos, todo el mundo tiene como poco un trosco particular al que echarle de comer, peinarle, bañarle y vestirle de lino, aunque sea ese pequeño trosco que todos llevamos dentro. Algunos tienen sus troscos favoritos, como odaliscas o platos de pasta con piñones. Yo a mis troscos particulares los tengo en el fondo del baúl del cuarto de la plancha, y os voy a hablar de ellos. Voy a sacarlos del baúl para que les dé un poco el aire. Se lo merecen.
Sí. Fui trosco, pero no me arrepiento. Lo lamento pero no me arrepiento, porque el arrepentimiento es inútil. Puede que el lamento también, pero además de inútil es inevitable. Sea como sea, ser trosco me hizo rasgar el último velo del fraude, colarme por ese agujero y llegar a la anarquía, la tierra de nadie, el abismo sobre el desierto en el que todos encuentran refugio. No hay anarquista sin pasado ni trotskista sin futuro. Todo el pasado es nuestro, todo el futuro es suyo.

martes, 27 de septiembre de 2016

Un año y un día

El 27 de septiembre del año pasado se conmemoró el 40.º aniversario de los últimos fusilamientos del franquismo con Franco. Cinco luchadores murieron asesinados contra el paredón en circunstancias particularmente atroces. José Humberto Baena, de 24 años, José Luis Sánchez Bravo, de 22, y Ramón García Sanz, de 27 años, fueron condenados a muerte tras un consejo de guerra sumarísimo en el cuartel de El Goloso, Madrid, y ejecutados en Hoyo de Manzanares. Juan Paredes Manot, de 21 años, corrió idéntica suerte en Barcelona, y Ángel Otaegui, de 33 años, fue condenado y ejecutado en Burgos. Todos esos consejos de guerra no fueron más que farsas. Los fusilamientos no. Los fusilamientos fueron reales esa mañana de sábado del 75.
Carlos González Martínez, asesinado por los guerrilleros de Cristo Rey
en Madrid el 27 de septiembre de 1976.
Un año después de aquella tragedia, el 27 de septiembre de 1976, era lunes. Hoy hace 40 años de aquello. El 76 había resultado bisiesto. Llovía por la noche en Madrid; fue el día más lluvioso de aquel mes en la ciudad. Los autobuses circulaban empañados desde la periferia hasta el centro, con los cristales de las ventanas cubiertos por un vaho que no dejaba ver las calles oscuras.
En el centro se habían convocado varias manifestaciones por el primer aniversario de las ejecuciones de aquellos jóvenes antifranquistas.
Carlos González Martínez, estudiante de 21 años, se encontraba a la altura del número 13 de la calle Barquillo algo después de las nueve de la noche. La Policía y sus comandos auxiliares, los guerrilleros de Cristo Rey, cargaron contra los manifestantes que organizaban saltos por la zona, entre Alcalá y Gran Vía. Carlos González fue tiroteado por la espalda a un metro de distancia mientras corría y estaba a punto de caer al suelo. Un comando parapolicial le ejecutó al grito de “Viva Cristo Rey”. Los asesinos no se habían marcado un objetivo concreto, cualquiera les valía; le escogieron a él sólo por su aspecto: era joven y tenía el pelo largo. Suficiente.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Estatua grande ande o no ande

No lo niego: me molestan las estatuas (ver Gente sin estatua). Las estatuas a gente como nosotros quiero decir; otra cosa es que levanten pedruscos o cachos de metal a dioses, delfines, abstracciones o cosas de ésas, inofensivas. Las estatuas a gobernantes ya es que me remueven el alma y sus alrededores.
Ahora han levantado en Venezuela un cacho estatua a Chávez, dicen que de bronce. En esa estatua parece que el tipo quiere llegar a tocarse los talones con la nuca. Tiene la mano levantá hacia el Altísímo. Y hablando de altísimo, el monumento mide tres metros con veinte. Parece que hay una competencia en Venezuela y en toda la región para ver quién tiene la efigie más alta de Chávez. Hay una no sé dónde de seis metros de alto, en tal sitio está la segunda más alta … En fin, todo muy de bochorno.
Ese culto a la personalidad, tres metros veinte de culto concretamente, hace que el viandante se sienta pequeño e insignificante frente al tótem que le protege. Es un culto religioso, sin más. En el caso de Chávez no tiene nada de particular: es sabido que era un tipo muy religioso, y en la escultura apunta al Cielo y eleva a él su mirada como diciéndoles a los transeúntes: ahí os estoy esperando.
Después de tantos años de Historia, estos señalados por el dedo de la Historia deberían haber aprendido ya que las estatuas sólo sirven para dos cosas: para que las palomas les caguen encima y, si el esculpido es muy intenso como éste, para acabar por los suelos. Un derroche.
En estos tiempos sirven para una tercera cosa: para que gente con mala hostia como yo haga una interpretación taurina del brindis al sol del maestro. Olé. Lo estaba pidiendo a gritos.

martes, 13 de septiembre de 2016

Aute

Luis Eduardo Aute cumple hoy 73 años. Felicidades, maestro. Por desgracia Aute sufrió un infarto hace algo más de un mes y se encuentra en la UCI del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Ojalá se recupere pronto; la poesía debe continuar.
Aute, con las desaparecidas Vainica Doble y pocos más, es uno de los escasos músicos de ésos que se llaman “cantautores” que siempre han gozado del respeto y la estima de rockeros, punkies, heavies y demás; de todos los que disfrutan de la música salida de las tripas y no del intelecto, y que por tanto rechazan las homilías con mensaje impersonal entonadas por esos cantautores casi siempre al servicio de causas ajenas a sus tripas. Aute se escapa de esa clasificación. Pocos cantantes son más viscerales que él. Incluso cuando ha hecho canciones para causas digamos que generales (por ejemplo, Al alba), lo ha hecho desde la subjetividad más absoluta, sin componer al dictado de ninguna ideología y menos aún de ninguna consigna.
Escuché a Aute en directo por primera vez en circunstancias amargas como la muerte pero dulces como la juventud. Fue cuando tocó junto a Suburbano en el pabellón de Agricultura de la Casa de Campo la noche gélida del 20 de diciembre de 1979, con el invierno a la vuelta de la esquina. Esa actuación en la Casa de Campo fue una contribución desinteresada a un acto en homenaje a dos estudiantes asesinados por la Policía una semana antes, el 13 de diciembre del 79. Emilio Martínez Menéndez y José Luis Montañés Gil, universitarios de 20 y 23 años, habían sido tiroteados en una manifestación contra las leyes educativas de UCD junto a la glorieta de Embajadores de Madrid. La Policía de Suárez les quitó la vida alegremente. El país vivía la movilización estudiantil más masiva y dramática de su historia. Los partidos institucionales la despreciaron o la rechazaron.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Noelia Cotelo Riveiro: Bienvenida a la calle

Una magnífica noticia: Noelia Cotelo Riveiro ha sido por fin excarcelada. La soltaron anteayer, sábado 10 de septiembre. Después de ocho años de encierro (ver Vidas perpendiculares) en celdas de aislamiento, sufriendo el inhumano régimen FIES en grado máximo, Noelia, presa anarquista que había sido condenada a dos años y cuatro meses de prisión cuando tenía 19 años de edad, por fin puede reunirse y recuperarse con su gente (Ver nota en Kaos en la red). Ha pagado más que por triplicado la deuda arbitraria que le había impuesto el Estado por atreverse a retarlo. Las huelgas de hambre, los malos tratos, las amenazas de muerte de los funcionarios que ha tenido que soportar, quedaron atrás.

Afortunadamente ya no nos hace falta esta pintada de una pared de Madrid. Noelia está fuera. Trataron de tapar la pintada con cal hace mucho, pero la leyenda "Noelia Cotelo Libertad" insiste en mostrarse. Que terminen ya de blanquear la pared; necesitamos más paredes para gritar la libertad de los compañeros que aún siguen en la cárcel.

Ahora ya podrás leer Viviendo mi vida de Emma Goldman, Noelia. Tus carceleros te prohibieron el libro “por razones de seguridad” cuando tu madre te lo envío a la cárcel. Esos carceleros no tenían razón pero sí motivo; sabían bien lo que hacían. «La libertad no descenderá hasta la gente; la gente tendrá que alzarse hacia la libertad», decía Goldman. Tú has sabido alzarte a la libertad a costa de perder ocho años de tu juventud entre palizas, torturas y vejaciones frente a las que te has mantenido erguida con valor. Un precio dolorosamente alto, del que espero que te resarzas. Bienvenida a la calle, Noelia. En las calles nos encontraremos. Ellos, tus carceleros, verdugos de la humanidad, seguirán allí, rumiando en los miserables presidios que custodian, lejos de la libertad que sólo conciben en sus pesadillas. La libertad de todos los presos, la libertad de todos los seres humanos. Tendremos que seguir alzándonos hacia ella. Salud y anarquía, compañera. La salud que han tratado de robarte y que debes recuperar, y la anarquía que traeremos gracias a ejemplos como el tuyo.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Los presos de EEUU en pie contra la esclavitud


Hoy es 9 de septiembre. Hace 45 años, en 1971, los presos de la cárcel de Attica, en Nueva York, se amotinaron contra las condiciones indignas de su encierro. El motín se produjo dos semanas después del asesinato en el penal de San Quintín de George Jackson, activista de los Panteras Negras. El gobernador del Estado de Nueva York, Nelson Rockefeller, envió a la Guardia Nacional contra los amotinados y se produjo una masacre. Aquí podéis informaros del motín y la matanza de Attica. Aquella tragedia conmocionó al país. Gente como Lennon o Paul Simon compusieron canciones en memoria de unos hechos que terminaron de desprestigiar a las autoridades y a las fuerzas represivas de EEUU.

martes, 6 de septiembre de 2016

Ávila, Suárez, tortura

Creo que el pasado fin de semana se han celebrado en Ávila unas Jornadas Medievales. Entre las curiosas atracciones de un tema de entretenimiento tan actual —dicho sea sin atisbo de coña—, se han expuesto aperos de labranza y objetos cotidianos de época. También instrumentos de tortura de ayer y de siempre, legado de la España imperial y clerical. Estos simpáticos instrumentos herrumbrosos, diseñados para hacer sufrir aún más al ya sufrido campesino castellano, al hereje, a la bruja, al judío y al heterodoxo, pensados para hacerle sangrar, para descoyuntarle los miembros; estos bonitos artificios se han mostrado al público con todas las bendiciones en la plaza de Santa Teresa y en la no menos plaza de Adolfo Suárez. Este tío, Adolfo Suárez, ya es que tiene plazas en Ávila, aeropuertos en Madrid; joder, tiene de todo. Canonización ya: San Adolfo Suárez Madrid Barajas bendito, patrón de los instrumentos de tortura.
La exposición adecuada en el lugar adecuado. Marco incomparable para la sevicia. Pero a diferencia de lo ocurrido con los artistas de Títeres desde Abajo en los carnavales de Madrid, ningún juez ha mandado a la Policía a detener y encarcelar a los que han expuesto ante los tiernos ojos infantiles hierros y cuerdas para el tormento y la muerte lenta de seres humanos. Los niños se han aburrido a gusto con sus padres mirando esos potros, esas ruedas y esas picotas, y han podido preguntarles si son de verdad, como Suárez, o de mentira, como los títeres. “Son de verdad, Periquín”, le habrá contestado a Periquín el padre de Periquín, “te lo juro por San Adolfo”. Y tan de verdad.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Une los puntos: BPS-GAL-Cáritas


Todos los caminos conducen a Roma. Hasta los más tortuosos. ¿Se dice así, tortuosos? Rafael del Río, presidente de Cáritas desde hace doce años, puede jurarlo en nombre de su Dios. El tortuoso camino que emprendió en la policía franquista junto a su Brigada Político-Social y que algo después le hizo pasar por el Ministerio del Interior de los GAL le ha llevado a recalar finalmente en la playa paradisíaca de la presidencia de Cáritas. Un lavado de cara y de manos no le viene mal a nadie. Si no, que se lo pregunten a Pilatos. El papa le designó en 2007 a este Del Río miembro del Consejo Pontificio Cor Unum. No sé lo que es eso, pero suena a una hostia y un copón de grueso calibre.

viernes, 2 de septiembre de 2016

Parece mentira … ¡en pleno siglo equis equis i!

Escuchar o leer cómo se trata de convertir el dato cronológico en argumento moral me supera. Aún más ver cómo se esgrimen con afán vindicativo esos lapsos cronológicos llamados siglos. Supongo que cuando a alguien le dio por contar los años de cien en cien, tomó como referencia el período máximo concebible de supervivencia humana.
Es parte de un pensamiento mágico. El tiempo es una convención, realmente no existe, y menos los trozos resultantes de su despiece arbitrario. «Parece mentira que en pleno siglo XX» pase esto o aquello, se escuchaba con frecuencia en los años sesenta, setenta, ochenta, noventa. Que pase esto o aquello: por ejemplo dos guerras mundiales o que alguien se salte un semáforo en rojo.

El espectáculo de la tragedia, la pasta y el mito


Tal chica ha sido raptada, tal chico ha muerto en circunstancias trágicas, tal anciano caballero ha desaparecido. Inmediatamente aparecen en los medios de comunicación sus allegados: todos ellos, la chica, el chico y el anciano caballero, son o eran seres maravillosos, sensibles, brillantes, espontáneos, altos, guapos, rubios. ¿Y si fueran unos muermos o unos jodidos cascarrabias: estarían bien raptados, bien muertos, bien desaparecidos? ¿Acaso la compasión social se remite a los cánones de bondad, verdad y belleza? Vaya pregunta: por supuesto que sí. En esta sociedad, para estos medios, la compasión es para quien se la trabaja, para quien genera espectáculo. El espectáculo siempre se basa en la puesta en escena, en la reproducción del mito. En la mentira.

martes, 30 de agosto de 2016

Lenguaje político pueril


El lenguaje político siempre ha sido insignificante. Blablabla. Palabrería para ocultar la verdad de la pasta y el privilegio, los coches oficiales, las cuentas ocultas y los chollos varios. Monsergas incomprensibles porque no hay nada que comprender más que lo dicho, pero que impresionan o distraen a eso que se llama masa, por fortuna cada vez menos y a menos masa. Pero el lenguaje político clásico al menos tenía la pretensión —más bien la pretenciosidad— de ser elevado como un globo, críptico, lleno de citas, a veces hasta con algún pensamiento, con verbos raros y adverbios esdrújulos, y creaba discursos más o menos hilvanados. Pretendía impresionar. Poco a poco se ha ido degradando hasta convertirse en un lenguaje pueril, balbuciente, para niños estabulados en colegios de curas a la hora del recreo. Los políticos han pasado de considerar a la masa una doncella a la que seducir a tratarla como a un niño al que robar la piruleta. Y, de momento, se la roban.

domingo, 14 de agosto de 2016

Vidas perpendiculares


Hace unos días estaba leyendo un periódico en internet y, no recuerdo a cuento de qué, en una noticia se aludía al caso Lasa-Zabala. Me dio por mirar qué había sido de su verdugo, el exgeneral de la Guardia Civil Rodríguez Galindo. No me sorprendió, aunque sí me escandalizó, comprobar que lleva 12 años en libertad y que sólo cumplió cuatro años y medio de los 75 años de cárcel a los que había sido condenado como secuestrador, torturador y asesino. No me sorprendió, aunque sí me escandalizó, comprobar que ahora es un apacible jubilado que pasea su perro, o un perro jubilado que pasea su apacible. No sé. No me acuerdo.

De forma extraña, pero automática, me acordé de Noelia Cotelo Riveiro. Noelia es una joven gallega que fue condenada a dos años y cuatro meses de prisión cuando tenía 19 años. Vivía en eso que se llama un entorno conflictivo: pobreza, problemas familiares, adicción a las drogas y pequeña delincuencia. El motivo de la condena que la condujo al talego fue el hurto de un coche. Ahora lleva más de ocho años en la cárcel, siguiendo una ruta que la aleja de su casa en Galicia: penales de Salamanca, Ávila, Madrid, Valencia, Granada. Su madre, Lola Riveiro, tiene que ir de un sitio a otro, en bus o como puede, para visitarla cuando se lo permiten. Pero … un momento. Algo falla. Las cuentas no salen. ¿La condenaron a dos años y cuatro meses y lleva ocho años en prisión? Sí: Noelia ha triplicado su condena con creces y aún sigue de gira por esas tumbas para personas vivas que son las cárceles. Las cárceles para pobres.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Peligro: ONGs sueltas

Dejo aquí al lado, en la foto de la derecha, un enlace con un interesante artículo sobre “Cómo esquivar captadores de socios para ONG”. Pincha en la imagen y lo lees. Muy divertido y muy ácido, con un punto de crueldad saludable. Pertenece a la página “Passeig de Gràcia” y habla de esa plaga proselitista en Barcelona, pero en Madrid podemos ver idéntica maldición en sitios como la calle Preciados, los grandes centros comerciales y demás. Las tácticas de evasión que menciona el artículo son universales.
No se puede culpar a los chavales que se dedican a cazar al transeúnte, y el artículo no lo hace. Son explotados y exprimidos por esas empresas privadas llamadas ONGs, vinculadas al Estado o a otras empresas privadas como partidos, sindicatos, medios de comunicación, iglesias, mafias y todo tipo de cosas así de humanas. Trampolines o sinecuras para algunos políticos como Mohedano (APDH) o Sauquillo (MPDL) o Mendiluce (ACNUR, Greenpeace; éste hacía doblete, los yates no se pagan solos). Todos con las cuentas y los cuentos turbios y abultados.

jueves, 4 de agosto de 2016

‘Femme’ Lacombe

El 4 de agosto de 1765 nació Claire Lacombe, actriz y una de las artífices más destacadas de la Revolución francesa. Llamada “la Rosa roja” y “la Heroína del 10 de agosto”, acabó siendo encarcelada por la dictadura de Robespierre en marzo de 1794. Sobrevivió milagrosamente a la caída del Incorruptible y la Convención termidoriana sólo la liberó año y medio después de su entrada en la cárcel, en agosto de 1795. A partir de 1798 se pierde su pista.
Si, como dice Fourier, el nivel de emancipación de una sociedad se mide por el nivel de emancipación de las mujeres, la Revolución francesa quedó bastante lejos de la emancipación social plena. Claire Lacombe, como todas las figuras destacadas en el apogeo de la Revolución francesa, era una mujer de acción. Se involucró desde el principio en las jornadas revolucionarias, asumiendo que la participación de las mujeres trabajadoras en la lucha común era algo tan natural como la de los hombres. Participó valerosamente en el asalto al palacio de las Tullerías que el 10 de agosto de 1792 acabó con la monarquía. Se alineó con el ala más radical de la Revolución, los enragés, y fundó con Pauline León en mayo de 1793 la Sociedad de Mujeres Republicanas Revolucionarias, en plena efervescencia popular contra la carestía y el acaparamiento. La Sociedad aglutinaba a mujeres de la clase trabajadora, más conscientes que nadie de lo penoso que resultaba llevar el pan de cada día a los hogares. Exigían la imposición de un precio máximo sobre los alimentos. Tras su llegada al poder, los líderes jacobinos dejaron de necesitar la organización de las mujeres y pasaron a identificarla con el molesto celo de los extremistas. Las sentían con razón como una amenaza a su dictadura burguesa y arremetieron contra ellas. La organización de Lacombe cayó junto con los enragés.

miércoles, 27 de julio de 2016

Dos años de Eternidad

Dejo aquí un vídeo de hace dos años. El Congreso del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) eleva a los altares a su “Líder Eterno” Hugo Chávez, muerto el año anterior. De hecho lo deifica en una ceremonia de epifanía colectiva, una implosión de servilismo hortera como se han visto pocas. Lo de “Líder Eterno” ya es el colmo de la audacia en ese submundo del culto a los nuevos faraones. Habíamos oído lo de “Invicto Caudillo”, “Gran Timonel”, “Padre de los Pueblos”, “Amado Líder” y otras gilipolleces por el estilo. Pero lo de meter por medio la Eternidad en estos menesteres sólo se había visto, que yo sepa, en la República Popular Democrática de Corea, en la que Kim Il-sung, muerto hace más de veinte años, sigue siendo “Presidente Eterno” del país; el único país, supongo, con un cadáver ejerciendo como jefe del Estado. A Chávez, sus medios devotos oficiales han dado en llamarle “Comandante Eterno”, “Jefe Supremo Eterno” y otras cosas Eternas, ya no sólo del PSUV, sino de la Patria, la Revolución y esas cosas tan heavies. Hasta celebran anualmente sus “cumpleaños” y no sus aniversarios, porque los Eternos viven Eternamente y eso les da derecho a celebraciones con fiesta sorpresa, globos y tarta. Eterno o no, sin embargo, dudo mucho que a Chávez le quede resuello suficiente como para soplar las velas.
Ya sólo falta que el PSUV sea Eterno, que la “Revolución Bolivariana” sea Eterna, que Venezuela sea Eterna y que la estupidez humana sea Eterna. Pequeños detalles filosóficos que probablemente irán resolviendo los doctores de la Iglesia Chavista contando —veremos si justificadamente— con la fe borregácea infinita de sus feligreses.
Pincha en la imagen y disponte a reír un par de minutos Eternos:

miércoles, 20 de julio de 2016

Hace 80 años murió Ascaso

El 20 de julio de 1936 murió Francisco Ascaso en Barcelona. A mediodía, los trabajadores de la CNT-FAI habían aplastado el golpe de Mola-Franco en toda la ciudad después de treinta y tres horas de lucha contra el Ejército. Sólo quedaban unos militares emboscados en el cuartel de Atarazanas. Ascaso, al que acompañaban Durruti, García Oliver y algunos otros miembros del grupo Nosotros de la FAI, se adelantó para abatir a un tirador que estaba disparando desde una garita. Al pasar de un parapeto a otro, el tirador le abatió de un balazo en la frente que acabó con su vida al instante. Era aproximadamente la una del mediodía. En unos minutos el cuartel se rindió.

jueves, 14 de julio de 2016

Simon Linguet (1736-1794)

El 14 de julio de 1736 nació Simon Linguet, economista y periodista francés verdaderamente revolucionario. Fue guillotinado en París bajo el Gran Terror, apenas un mes antes de la caída de Robespierre. Linguet tuvo el mérito de desenmascarar, no sólo con pasión sino sobre todo con rigor en los argumentos y los análisis, la nueva esclavitud aparecida a lo largo del siglo XVIII en la Europa de la industria y el mercado incipientes: la esclavitud asalariada. Una esclavitud más sutil y más venenosa, peor en su opinión que la esclavitud a la vieja usanza o que la servidumbre feudal. Para Linguet, en resumen, el sistema de trabajo asalariado hace que el nuevo esclavo se vea obligado a arrastrarse implorando que lo esclavicen. ¿Por qué? Porque mientras que el esclavo tradicional tiene el sustento asegurado, el nuevo esclavo no. El sistema de trabajo asalariado lleva consigo la amenaza permanente para el trabajador de morir de hambre.

jueves, 7 de julio de 2016

Psicópatas: Ponte en su lugar


No es mi intención frivolizar con la psicopatía, ni tampoco estigmatizarla. Una de las características de los psicópatas es que despojan a los demás de su condición humana, lo que les impide considerarlos semejantes. Cosifican a los demás. Carecen de compasión o, como suele decirse, de empatía. Es, por tanto, un error despojar a los psicópatas de su condición humana. Es un error no empatizar con ellos. Empatizar no significa justificar lo erróneo, sino comprenderlo y, si es posible, solucionarlo o, al menos, paliarlo. Y, claro está, procurar que nos pille prevenidos. Los psicópatas tienen una carencia; por decirlo así, sufren una mutilación. Que sea congénita o adquirida, que hayan nacido sin piernas o que les hayan cortado las piernas, no lo sé. Sospecho que esa mutilación generalmente es adquirida. En todo caso, no tienen algo de más, sino algo de menos. Carecen de algo que los no psicópatas dicen tener.

viernes, 1 de julio de 2016

Bakunin: La libertad enseguida


Hace 140 años murió Mijail Bakunin, el verdadero fundador del socialismo libertario. Al menos la última década de su vida la consagró a combatir el socialismo autoritario, cuyo exponente más capaz y por tanto más nocivo fue Karl Marx con la impagable ayuda de su amigo Friedrich Engels. Como es sabido, el socialismo autoritario consiguió la hegemonía dentro del movimiento obrero en la mayor parte de los países del globo. Como es sabido también, el socialismo autoritario engendró todo tipo de monstruos ideológicos y, a fin de cuentas, colapsó lamentablemente. Llevaba en su seno la ponzoña de la autoridad, es decir, nadaba a favor de la corriente en la sociedad burguesa y esa corriente terminó arrastrándolo y tragándoselo.

miércoles, 22 de junio de 2016

Mujeres que aparecen en la guía telefónica


En un país en el que la mujer al casarse conserva el apellido de origen, su desaparición de la guía telefónica en favor de su marido era y supongo que sigue siendo una forma práctica de anular ese apellido y de hacer desaparecer a su portadora de la vía pública. En cambio, casi todas las mujeres que he querido o que me han querido, coincidieran o no ambas circunstancias, aparecen en la guía telefónica. Síntoma de que han conservado su propia identidad. Por algo será. No insinúo que haya sido por mí, desde luego, sino que si he tenido algún vínculo con ellas ha sido en gran medida debido a esa independencia confirmada por el tiempo y por la compañía telefónica. Nunca me ha gustado que me dominen en ningún sentido, incluido el de la relación amorosa, pero nunca me ha gustado tampoco dominar, ni siquiera en la relación amorosa. Dominar a un semejante es agotador y, sobre todo, degrada y por tanto hace indigna de amor a la persona dominada. Todas las personas a las que he amado y respetado eran y son dignas de amor y de respeto.

martes, 21 de junio de 2016

Anarquía no es izquierda


A cada uno lo suyo: este artículo lo inspiró un post de la web El Libertario de Venezuela (pincha aquí para leer ese post) sobre el anarquismo posizquierdista. Muchas de las posturas de esta nueva categoría asumen conclusiones a las que había llegado por mi propia cuenta. Mencionado el origen de estas palabras, expongo mis opiniones.
La mezcla de la anarquía con la izquierda es un gigantesco malentendido. Como tantos malentendidos, ha hecho fortuna y pasa por ser legítimo. Pero la izquierda tiene tres características que la hacen tan incompatible con la anarquía como el agua con el aceite: la izquierda es, ante todo, política; también es moralista y, por último, es ideológica. Es decir, la izquierda es una expresión tramposa de la opresión. Es un concepto reaccionario que simplemente niega serlo. Su origen fue algo tan peregrino —y tan político— como una sesión de la Asamblea Nacional francesa en septiembre de 1789 en la que los diputados discutían si el veto del rey debía ser absoluto o limitado. Heroico origen.

viernes, 17 de junio de 2016

Los trabajadores somos unas putas

El otro día me telefonean de una de esas empresas intermediarias entre el parado y la empresa propiamente dicha: una bolsa de trabajo, una cosa del carajo, o una institución benéfica, una fundación humanitaria, un grato sindicato, una oenegé luminosa, alguna de esas cosas, no sé. Algo inútil para los parados, uno de esos nidos de explotadores por nada, de recipientes de subvenciones sin cuento y con descuento por hacer con los pies lo que se supone que el Estado debería hacer con las manos —se supone que hacerlo, ofrecer trabajo a los parados, es lo que justifica su existencia—, y que no hace porque tiene las manos ocupadas en dar hostias con la derecha y en trasvasar renta del trabajo a renta del capital con la izquierda. El Estado, ya se sabe. En cuanto al nombre de esa fundación-oenegé-cosa parasitaria, no lo daré: podría ser cualquiera. Dar su nombre llevaría a pensar que el resto son mejores. Y no: todas son despojos pútridos del capitalismo con rostro humano. La miseria imperante hace florecer a estos filántropos, llena sus bolsillos de dinero y sus pechos de prestigio.

¿De qué coño se ríen?

¿De qué se ríen? ¿Nos hemos perdido algo? Joder, no cogemos el chiste.
Corazoncitos, señoritos y militares sonrientes, alcaldes, autoridades. «La sonrisa de un país». Muy lindo, pero habría quedado mejor «Un descojono de país». Se ajustaría mejor al país y a su brillante futuro. Se van a poner morados de trincar y también, por lo que veo, de reírse.
Repito: ¿De qué se ríen? ¿De quién coño se ríen?
Podría ser que se rieran de sus descocadas familiares ascendientes más directas. Es una sugerencia.
Socialdemócratas, guardias civiles, el papa, el círculo de empresarios (lo juro), los reyes, los jueces, están ahí, moviendo la mandíbula.
Que nos cuenten el chiste ya. Aunque sospecho que es una broma privada.

jueves, 9 de junio de 2016

Bódalo, cárcel y lucha

No conozco en detalle el asunto de Andrés Bódalo. Desde luego estoy en contra de la cárcel; es una institución punitiva que convierte a los hombres en bestias de carga, en muebles, en alimañas indignas de ningún tipo de atención sanitaria, por ejemplo. Excepto si eres exministro o exbanquero o algo por el estilo, claro está. La mayoría de los presos, sin embargo, no son ni exministros ni exbanqueros, al menos por aquí. La situación de la cárcel en España en particular es sangrante. Se dan unas condiciones de abuso y de represión impune contra todos los presos, y sobre todo contra los que responden a los atropellos: está previsto el régimen FIES, una especie de cárcel dentro de la cárcel, para los díscolos sin dinero. El régimen FIES crea una caverna opaca donde los conflictivos sufren y mueren sin que nadie haga demasiadas preguntas. Como en los cuartelillos. Como en las comisarías. Para este Estado de Derecho —no hay Estado sin Derecho— no son más que basura.

martes, 31 de mayo de 2016

Cuenta de Navidad

Azucena abrió los ojos. Se revolvió tumbada en el sofá y miró a la mesa baja de su piso. El ritmo del teléfono negro atronaba su dolor de cabeza. Observó un vidrio borroso adornado que marcaba “40 grados” sobre la mesa. Pero hacía frío. ¿Qué día era? El teléfono que la había despertado seguía sonando. Hostia ya, mierda de cacharro. ¿Serán mis padres? No, espera … Están muertos, ¿no? Yo vi cómo los enterraban. 25 de diciembre … “Navidad, navidad, puta navidad” … Descolgó el teléfono, no aguantaba tanto ruido. Contestó: “Qué … Sí … No jodas”. Bonifacio había muerto. Ella nunca se ponía de tripis; la primera vez había tenido un mal viaje y desde entonces pasó. Bonifacio le daba la charla con Arthur Koestler, que, al día siguiente de meterse un ácido dijo aquello de “Anoche descubrí el secreto del Universo y esta mañana he olvidado cuál era”. Siempre estaba dando la vara con la frasecita … ¿Había muerto? ¿Boni? … Joder, le dolía la cabeza.

lunes, 30 de mayo de 2016

Venezuela: 166 desaparecidos bajo el chavismo-madurismo

Ilustración del periódico ácrata venezolano El Libertario.
En el Paraíso Bolivariano han resucitado una vieja tradición latinoamericana nunca del todo abandonada: la desaparición de personas por las fuerzas represivas del Estado. Desde 1999 hasta la fecha, Era Chavista-Madurista en Venezuela, 166 personas han desaparecido: enemigos del régimen, opositores o disidentes del propio chavismo como Alcedo Mora y los hermanos Vergel, estos últimos dos colombianos refugiados en Venezuela. Los tres llevan más de quince meses en paradero desconocido después de que el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) se encargara de poner límite a su curiosidad en un caso de corrupción institucional. Según informa el periódico anarquista venezolano El Libertario, el director del Sebin en aquel momento era el actual ministro del Interior de la República bolivariana, general Gustavo González López.
Podéis informaros sobre este triste asunto en el siguiente vínculo:


Vergüenza a todos los verdugos estatistas, sea cual sea su excusa. Estado es crimen y sometimiento. Anarquía es libertad.

Otro crimen policial impune


Ester Quintana perdió un ojo el 14 de noviembre de 2012 en Barcelona por un balazo de goma de los mossos d'esquadra en el contexto de una huelga general. Tras muchos esfuerzos, se logró sentar a un sargento y a un escopetero en el banquillo de los acusados por este crimen. Pero los jueces no han podido averiguar cuál de estos dos sujetos la dejó tuerta, así que han adoptado una solución salomónica: absolverlos a los dos. Salomón uno, Talión cero.
La Consejería de Interior de la Generalitat comenzó negando que se hubiera disparado contra Ester, así que no investigó el crimen. Poco a poco, a medida que la evidencia se imponía, fue aceptando con remilguitos esa evidencia. Llegó hasta el punto de pedir disculpas a la víctima por este acto de terrorismo policial y a ofrecerle una indemnización económica tres años después de haberla dejado sin uno de sus dos ojos.

viernes, 20 de mayo de 2016

ETTs y ‘Oficinas de empleo’


Hace dos días volví a la Oficina de Empleo que me ha tocado en suerte para solicitar mis seis meses de subsidio, 426 euros al mes. Si en ese plazo no encuentro trabajo, podría corresponderme a continuación una cosa llamada Renta Activa de Inserción (RAI) durante once meses —también 426 euros mensuales— por ser un parado de larga duración. Esa RAI se puede cobrar tres veces en toda una vida. Yo he consumido dos; me restaría una última oportunidad de recoger esas migajas del suelo sucio y mate del Estado.
Migajas que, sin embargo, se administran con avaricia. Para cobrar la RAI no basta con ser parado de larga duración (una especie de long play del desempleo): hay que acreditar que se está buscando trabajo, me dice el funcionario rutinario y vacuno. Sólo le faltan las moscas. Le digo que lo tengo acreditado:
—Estoy inscrito en esta oficina. Ahí fuera, en la entrada, no pone “oficina de paro”; pone “oficina de empleo”. Estoy inscrito en esta oficina de empleo para que me busquéis empleo. No me lo buscáis y, encima, me pedís acreditaciones. ¿Qué más acreditación necesitáis que la confianza que pongo en vosotros?

sábado, 14 de mayo de 2016

Emma Goldman, anarquista internacional

Judía, lituana, americana, soviética, española, canadiense. Nada de eso tuvo importancia para Emma Goldman; ella fue una obrera anarquista, una persona que pudo ponerles con motivo a sus memorias el título de Viviendo mi vida. Algo insólito. Goldman fue una persona que vivió su vida; que sufrió, en consecuencia, pero que no arrastró la existencia como un fardo. Una persona que actuó.
Nació en Lituania, parte del Imperio ruso, en 1869, y murió el 14 de mayo de 1940 en Canadá, hace setenta y seis años. Participó en las grandes luchas del movimiento obrero norteamericano desde las movilizaciones de Chicago por la jornada de ocho horas, que dieron origen al Primero de Mayo. Entonces se unió a las ideas anarquistas, las ideas por las que murieron los mártires de Chicago. Participó posteriormente en la Revolución en Rusia, adonde llegó expulsada de los Estados Unidos en 1920, y en la Revolución española de 1936. En ambas revoluciones defendió las posiciones revolucionarias frente a los Gobiernos bolchevique y frentepopulista, y frente al ala colaboracionista del anarquismo.

lunes, 9 de mayo de 2016

Ulrike Meinhof. Periodista. Revolucionaria. Muerta

Pequeña antología de artículos escritos por Ulrike Meinhof, publicada por la
Editorial Anagrama en España en 1976, poco después de su muerte.
Hace cuarenta años Ulrike Marie Meinhof (1934-1976) apareció ahorcada en su celda de la prisión de Stuttgart-Stammheim, Alemania occidental.
Se encontraba en una prisión de alta seguridad y en régimen de aislamiento desde su detención en 1972 junto al resto de los miembros de la Fracción del Ejército Rojo, llamada por el Estado banda Baader-Meinhof, entre los que se encontraban Holger Meins, Andreas Baader, Gudrun Ensslin, Jan Carl Raspe e Ingrid Schubert. Ninguno de ellos salió con vida de la cárcel. Todos murieron en sus celdas de aislamiento, “suicidados” por un Gobierno del Partido Socialdemócrata en coalición con el Partido Liberal. A Holger Meins le llegó la hora en noviembre de 1974. La hora llegó para Ulrike Meinhof el 9 de mayo de 1976, hoy se cumplen cuarenta años del suceso. El turno de Baader, Ensslin y Raspe llegaría en septiembre de 1977, y el de Schubert en octubre del mismo año. Los hombres murieron a balazos. Con las mujeres fueron más considerados: las ahorcaron. El exterminio de la Baader-Meinhof hacía honor a una larga tradición alemana. El Estado alemán, a lo largo de su Historia, pudo tolerar a regañadientes la disidencia individual o colectiva encauzada por el compromiso social. La disidencia intransigente, en cambio, al menos a partir de 1919, empezó a pagarse con la vida.

jueves, 5 de mayo de 2016

Sylvia Pankhurst, la revolucionaria indomable



El 5 de mayo de 1882 nació en Manchester, Inglaterra, Sylvia Pankhurst.
Primero activista por el derecho al voto de la mujer siguiendo los pasos de su madre Emmeline Pankhurst —una de las principales dirigentes del movimiento sufragista—, Sylvia Pankhurst fue una de las pocas revolucionarias que se opusieron activamente a la guerra imperialista de 1914-1918. Se enfrentó con su madre, rompió con el feminismo burgués, y evolucionó hacia las ideas de la izquierda comunista, el consejismo, junto a otros revolucionarios como Herman Gorter, Anton Pannekoek, Henriette Roland-Holst, Otto Rühle o Karl Korsch. Se opuso al temprano giro oportunista de la Internacional Comunista dirigida por Lenin, y defendió el boicot al parlamento y la autonomía del movimiento obrero al margen de la burocracia tradeunionista —coincidiendo con el Movimiento de los Delegados de Fábrica—, así como la igualdad de las secciones de la Internacional frente a la tutela de Moscú. Durante la guerra había fundado el periódico Worker’s Dreadnought (Acorazada Obrera) y la Federación Socialista Obrera que, con otros grupos, contribuyó a fundar el Partido Comunista de Gran Bretaña, del que fue expulsada en 1920 debido a sus ideas consejistas y antiparlamentarias.

domingo, 1 de mayo de 2016

Día Internacional de la Madre Sindical


Hoy se celebra el Primero de Mayo, Día Internacional de la Madre. Además, en la provincia de Madrid estamos en pleno puente. Ítem más: entramos en el mes de las Flores, el mes de María. Y hace solecito. La Mamá-Sindicatos no podía ser insensible a esta realidad social e irá con flores a María para hacer su ofrenda anual y pedir más subvenciones para sus liberaditos. Que no les vaya a faltar de nada a las criaturas. Ni vino (social), ni mujeres (sociales), ni tarjetas black (sociales). Eso y salud para disfrutarlas. Que no falten. Y todo —más difícil todavía— sin rendir cuentas a nadie, ni al tribunal de cuentos ni a nadie.

viernes, 29 de abril de 2016

Gente sin estatua

A las personas se las puede distinguir siguiendo muchos criterios: listos y tontos, malos y buenos, de izquierdas o de derechas, de vino o de cerveza, vegetarianos o carnívoros … A mí siempre me ha gustado clasificarlas de acuerdo a un criterio en apariencia abstruso, pero que, ironías aparte, entiendo muy significativo: hay gente con estatua y gente sin estatua.
Rosendo Mercado siempre me ha caído bien. No sólo por su música quiero decir, que es genial e inconfundible. Me ha caído bien él, sin conocerlo personalmente. Cuando aparece por la tele o en cualquier sitio de éstos, respira autenticidad, inteligencia y sencillez por esa gran narizota.
Ahora los del ayuntamiento de Madrid quieren echarlo a perder levantándole una estatua. Él lo ha rechazado. Argumenta que erigirle un cacho de piedra pulida supone un gasto inútil en un momento de tanta necesidad. Al fin y al cabo, dice, no es más que un músico, no ha descubierto la penicilina, y siempre que ha trabajado lo ha hecho por una remuneración … Que no quiere estatua, coño, que no le apetece que le petrifiquen. Quizá para no ofender a los que han pedido la piedra bienintencionadamente, ha matizado que no se va a oponer en caso de que el ayuntamiento se empeñe en alzar la escultura. Pero que no cuenten con él, que no quiere saber nada, que le dejen con su música y su tabaco si se van a dedicar a esas chorradas. Y que, si finalmente montan el número, lo monten sin darle la vara.
Ole tú, maestro. Pase lo que pase, haga lo que haga el ayuntamiento, Rosendo es y será siempre de los nuestros: de la gente sin estatua.

jueves, 28 de abril de 2016

Esto no es una peluquería


Que quede claro: Esto no es una peluquería.

Anton Pannekoek

¿Veis a este hombre con cara de Quijote? Efectivamente, fue un Quijote. Como el manchego, nació cuerdo, luchó loco y murió nuevamente cuerdo, políticamente hablando. Su nombre es Anton Pannekoek.
Este astrónomo holandés nacido en 1873 murió el 28 de abril de 1960, hoy hace 56 años. Fue uno de los fundadores del comunismo consejista o, sencillamente, del consejismo.
Pannekoek fue uno de los promotores de la extrema izquierda dentro del movimiento marxista en Holanda y Alemania desde principios del siglo XX. Su postura, como la de Herman Gorter, partía de la premisa clásica de que la emancipación de los trabajadores ha de ser obra de los trabajadores mismos. Algo tan sencillo y tan repetido que los popes marxistas dieron en arrinconarlo para mejor ocasión.
En Alemania, desde principios del siglo XX, Pannekoek se enfrentó en el seno de la socialdemocracia al modelo organizativo y político de Kautsky. En esos momentos, estaba a flor de piel la lucha entre la concepción marxista y la anarquista del movimiento obrero. Pannekoek venía de Holanda, donde el movimiento obrero había sido fundado por anarquistas no sectarios que confluyeron con marxistas no sectarios. El marxismo ortodoxo y osificado kautskiano (Kautsky era un discípulo de Marx, algo así como su heredero) construyó un partido socialdemócrata en Alemania que dirigía al proletariado a su antojo, al margen de las opiniones del propio proletariado. Un proletariado obediente que no pasaba de ser una masa amorfa a la que había que moldear. ¿Según qué criterio? Según el criterio del partido. El socialismo, para la concepción kautskiana, era una idea que los intelectuales habían introducido desde fuera en el movimiento obrero, y a la que el movimiento obrero por sí solo nunca habría sido capaz de llegar. Lenin repitió esa fórmula palabra por palabra en su famoso libro Qué hacer. Trotsky, en su momento, calificó esa tesis de «teocrática ortodoxa».

lunes, 18 de abril de 2016

Los trapos sucios se lavan en casa




Agudeza visual: Localizar, en menos de cinco segundos, cuál de estas prendas es un trapo inútil.
Solución: Exacto.
(Homenaje al gran Forges).

Un mes de ayuno



Acabo de llegar de la oficina de paro (que, supongo que en homenaje a Orwell, se llama «oficina de empleo»). Ayer se terminó mi prestación por desempleo y ahora tengo derecho a seis meses de subsidio de paro. Sólo seis meses, 426 euros al mes, pero es lo que hay. Tragar semejante píldora es mi pequeña concesión provisional al realismo capitalista.
El funcionario de la oficina me dice que, efectivamente, tengo derecho a esa limosna infame, pero que hay que dejar pasar un mes entre el final de la prestación y el comienzo del subsidio. «¿Y ese mes en blanco, qué pasa: que no como, ni pago la luz, ni me tomo cubatas, ni me meto rayajos?», le digo.