viernes, 29 de enero de 2016

Taibo y el 15M

Carlos Taibo es un rebotado del marxismo. De un tiempo a esta parte se dedica a oficiar de gurú en su nueva fe, el anarquismo. Tanto oficia, que imparte doctrina: él invita a Repensar la anarquía. No dice más que vulgaridades halladas en el fondo de su apolillado macuto progre, abstracciones que aburrirían a un comatoso: dignidad, desde abajo, democracia y toda la sarta de estupideces de siempre. Reformismo impregnado de marxismo clásico. Eso es el plato fuerte. Luego está la guarnición: ecologismo y demás hierbas, utopía y tal. Decrecimiento, antiglobalización y cosas así, muy molonas, supongo, muy propicias a charlas de café con orujo. Y, como aportación personal, su nacionalismo galaico-portugués, orgulloso de una lengua que hablan 150 millones de personas desde Angola hasta Betanzos, pasando por Copacabana. El 12 de octubre español nada que celebrar, desde luego, pero si el pasado imperial es galaico-portugués parece más glorioso. Todo muy abstruso, inconsistente y hueco. Un potaje de anarquismo, chovinismo, pose y rollo ecologista, coronado por la guinda de la pedantería. Todo cimentado en una palabrería color ceniza. Su única baza es su verborrea y la ausencia de pensadores notables en el anarquismo, o de pensadores en general, y él juega su baza para rodearse de una aureola de intelectual de izquierdas. A lo suyo, vamos.

sábado, 23 de enero de 2016

Sindicatos: ¿hay alguien ahí?

No, por supuesto que ahí no hay nadie. Están todos en sus comilonas y sus yates. No os canséis de llamar. La siguiente pregunta es, entonces ¿para qué sirven? Para que vivan bien, despreocupadamente, los burócratas sindicales patronales. Los sindicatos hace mucho que son holdings empresariales con vínculos financieros, corruptos y mafiosos. Dominan empresas enteras estatales o paraestatales: las empresas y, además, los comités de empresa que tendrían que defender a los trabajadores contra las empresas. Cobran por despido, así que cómo van a defender el empleo, cobran por las tarjetas black, por los ERE y por los cursillos de formación para desempleados que no imparten, unos cursillos que sufrieron un proceso de degradación acelerado durante los años anteriores a la crisis, y que han desaparecido los últimos años. No hay dinero. Se lo han llevado éstos, los sindicaleros. Para sus yates digo yo que será. Y sus cosas. Que, desde luego, no son las nuestras.

miércoles, 13 de enero de 2016

Marinus van der Lubbe: El libro de Fritz Tobias disponible en inglés

El magnífico libro de Fritz Tobias, "El incendio del Reichstag", escrito a partir de una serie de artículos de este periodista alemán aparecidos en Der Spiegel a finales de los años cincuenta, se puede hallar en inglés (formato pdf) en el enlace de aquí abajo. Por desgracia sigue sin encontrarse en español, todo se andará. En el 107 aniversario del nacimiento de Marinus van der Lubbe el 13 de enero de 1909, quede aquí esta contribución a su memoria y a la vindicación de su honor revolucionario.
Clica en la imagen para descargar el libro:

domingo, 10 de enero de 2016

Marinus van der Lubbe, víctima de la historia

Hace 82 años, el 10 de enero de 1934, en Leipzig, fue ejecutado en la guillotina Marinus van der Lubbe. Obrero holandés, comunista consejista, incendió el Reichstag el 27 de febrero de 1933.
Había tratado de provocar algún movimiento del proletariado alemán contra los nuevos amos del Partido Nazi y sus aliados del Partido Nacional Popular, el Centro y demás partidos burgueses. Pero se había encontrado con la apatía y la desmoralización de los obreros alemanes, que no atendían más que a las consignas de los partidos comunista y socialdemócrata, y estos partidos no tenían intención de hacer nada. Marinus, un joven impaciente, animó a los trabajadores a actuar por sí mismos, al margen de los partidos. Pero ellos no entendían qué significaba actuar por sí mismos, y mucho menos qué significaba actuar al margen de los partidos. Así que Marinus se lo mostró: dio lumbre al Reichstag.

jueves, 7 de enero de 2016

Posibilidades de futuro: "sin especificar"


Oferta de empleo vista esta mañana en infoempleo. Llama la atención, no tanto el tono críptico del despliegue de datos —que parece insinuar más que informar—, sino la cabecera, que reclama comerciales "con posibilidades de futuro".
Con posibilidades de futuro. Sopla.