jueves, 17 de marzo de 2016

La Comuna de París y la Comuna de Kronstadt

Hace 95 años cayó la Comuna de Kronstadt. Hace 145 años triunfó la Comuna de París.
Ciento cuarenta y cinco años. La Comuna de París duró poco más de dos meses. La de Kronstadt, poco más de dos semanas. En el plazo de cincuenta años, el tiempo se aceleró.
Vive la Commune de Paris.
La Comuna de París es bien conocida. Todo lo conocida que puede ser la primera revolución proletaria a la que todos reivindican y que a todos incomoda, porque todos participaron en ella y ninguno —ninguna escuela filosófica o política socialista— pudo monopolizarla. 18 de marzo de 1871. Los marxistas no jugaron prácticamente ningún papel en ella, al margen del magnífico panfleto, La guerra civil en Francia, escrito por Marx en nombre de la Internacional. Los blanquistas eran mayoría en el Consejo General de la Comuna, pero su falta de solidez teórica hizo que los proudhoninanos, convertidos en bakuninistas, tomaran de hecho las riendas, sobre todo en el proyecto económico del consejo. Puede decirse que la Comuna, en la práctica, fue una revolución anarquista.
Cincuenta años después, el 17 de marzo de 1921, los bolcheviques masacraron la Comuna de Kronstadt en Rusia.
Да здравствует кронштадтское Коммуну.

domingo, 13 de marzo de 2016

"Organizaciones instrumentales"

Se ha puesto de moda últimamente hablar de organizaciones instrumentales. Grupos de uno u otro tipo que servirían a los intereses coyunturales de alguna categoría social, en general difusa, que puede abarcar cosas como la ciudadanía, los de abajo, y cosas así, abstractas. La gente. La mayoría de la gente. La mayoría social. Rebabas del lenguaje. De todos modos, lo de las organizaciones instrumentales es una especie de revival rebajado con agua del carmen. Cuando se habla de organizaciones "instrumentales” se está dando a entender que son “dinámicas”, “asamblearias” y así, muy vitales: circulares, no cuadradas; horizontales, no verticales. Lo cierto es que son organizaciones estables, petrificadas, con vocación de trascender hasta el fin de los tiempos, de dominarnos, y que funcionan de arriba abajo: de ahí que lisonjeen tanto a “los de abajo”, del mismo modo que los millonarios se disfrazaban de sans-culottes en el apogeo de la Revolución francesa.

jueves, 10 de marzo de 2016

Fusilamierdo heroico


Se llevaron a mi abuelo cuando estaba desayunando pan con manteca. Yo estaba en el retrete.
—¡Niño! —me había gritado antes—. Déjame entrar. No he podido evacuar esta mañana.
Salí enlazándome los pantalones. De un manotazo le tiraron al suelo el último trozo del almuerzo, lo vi: el que pringaba con el currusco, lo que más le gustaba. Le arrastraron, dándole bofetadas.
—¡Dejadme el currusco! —gritó, pero se le cayó—. Malparidos … Para vuestras putas madres, las chinches … ¡Soltadme, coño! Se me están remetiendo los calzones y me pica el culo.
—¡Cállate ya, boca podrida! Pronto vas a dejar de rezongar, te lo juro.
—¡Hijos de cien leches! ¡Comemierdas, mediohombres! ¡Venid a por mí de uno en uno y sin ferretería, capones desplumados! ¡Os iba a dar por el culo con la pata de una silla hasta que escupierais las tripas por el hocico!

lunes, 7 de marzo de 2016

Méndez el currante, huida hacia adelante

Cándido Méndez, Candy para los enemigos, deja la secretaría general de UGT. Todos los obreros estamos tristes. Gemimos. Hemos perdido a un gran defensor de nuestros derechos y de nuestros intereses. La buena noticia es que cuando se me jodan los canalones de mi bloque, ahora puedo llamarle: tendrá tiempo para arreglarlos. Porque ¿este tío será un buen tejadista, no? O algo. Tendrá algún oficio. O le llamo para que me arregle el grifo del lavabo. ¿No es fontanero? ¿Tampoco? … Bueno, pero algo sabrá hacer, ¿no?
Por lo que yo sé, este Jimmy Hoffa ibérico entró en la UGT a los 18 años, fue trepando (los milagros existen, digan lo que digan) y a los 28 era secretario general de UGT de Jaén. Ya había metido la cabeza, y de ahí sólo podía tirar para adelante. A los 34 ya era secretario general de UGT de Andalucía y a los 42 secre de toda la UGT del Estado español y de las jons. Ahora tiene 64 años y dice que se pira. Un chollo redondo. Dudo que sepa arreglar un enchufe. Pero, que coño, en cuarenta años no ha pegado ni golpe y nos ha defendido a los trabajadores contra nuestras ansias de vivir por encima de nuestras posibilidades. Le debemos gratitud eterna.
Pero, eh, espera: le queda un año para jubilarse. Así que le voy a llamar. Se han jodido los canalones de mi bloque. Alguien tendrá que arreglarlos.

jueves, 3 de marzo de 2016

William Godwin, precursor del anarcocomunismo

El 3 de marzo de 1756, hace 260 años, nació en Gran Bretaña William Godwin, precursor del anarquismo. Padre del comunismo libertario moderno, él mismo fue un genio, y, además, esposo, padre y suegro de otros genios de su misma altura: Mary Wollstonecraft, su mujer; Mary Shelley, su hija, y Percy Bryce Shelley, su yerno.
Godwin escribió en 1793 la gran obra Investigación acerca de la justicia política, muy influida por Rousseau y por la Revolución francesa. Malthus escribiría cinco años después su obra Ensayo sobre el principio de la población como desafortunada réplica a la obra de Godwin.
William Godwin concluye en su Investigación acerca de la justicia política la necesidad de prescindir de toda forma de gobierno. Los gobiernos y las leyes extraen su fuerza de la debilidad de los hombres, y “el remedio que ofrecen es peor que los males que pretenden curar”, sentencia.