martes, 31 de mayo de 2016

Cuenta de Navidad

Azucena abrió los ojos. Se revolvió tumbada en el sofá y miró a la mesa baja de su piso. El ritmo del teléfono negro atronaba su dolor de cabeza. Observó un vidrio borroso adornado que marcaba “40 grados” sobre la mesa. Pero hacía frío. ¿Qué día era? El teléfono que la había despertado seguía sonando. Hostia ya, mierda de cacharro. ¿Serán mis padres? No, espera … Están muertos, ¿no? Yo vi cómo los enterraban. 25 de diciembre … “Navidad, navidad, puta navidad” … Descolgó el teléfono, no aguantaba tanto ruido. Contestó: “Qué … Sí … No jodas”. Bonifacio había muerto. Ella nunca se ponía de tripis; la primera vez había tenido un mal viaje y desde entonces pasó. Bonifacio le daba la charla con Arthur Koestler, que, al día siguiente de meterse un ácido dijo aquello de “Anoche descubrí el secreto del Universo y esta mañana he olvidado cuál era”. Siempre estaba dando la vara con la frasecita … ¿Había muerto? ¿Boni? … Joder, le dolía la cabeza.

lunes, 30 de mayo de 2016

Venezuela: 166 desaparecidos bajo el chavismo-madurismo

Ilustración del periódico ácrata venezolano El Libertario.
En el Paraíso Bolivariano han resucitado una vieja tradición latinoamericana nunca del todo abandonada: la desaparición de personas por las fuerzas represivas del Estado. Desde 1999 hasta la fecha, Era Chavista-Madurista en Venezuela, 166 personas han desaparecido: enemigos del régimen, opositores o disidentes del propio chavismo como Alcedo Mora y los hermanos Vergel, estos últimos dos colombianos refugiados en Venezuela. Los tres llevan más de quince meses en paradero desconocido después de que el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) se encargara de poner límite a su curiosidad en un caso de corrupción institucional. Según informa el periódico anarquista venezolano El Libertario, el director del Sebin en aquel momento era el actual ministro del Interior de la República bolivariana, general Gustavo González López.
Podéis informaros sobre este triste asunto en el siguiente vínculo:


Vergüenza a todos los verdugos estatistas, sea cual sea su excusa. Estado es crimen y sometimiento. Anarquía es libertad.

Otro crimen policial impune


Ester Quintana perdió un ojo el 14 de noviembre de 2012 en Barcelona por un balazo de goma de los mossos d'esquadra en el contexto de una huelga general. Tras muchos esfuerzos, se logró sentar a un sargento y a un escopetero en el banquillo de los acusados por este crimen. Pero los jueces no han podido averiguar cuál de estos dos sujetos la dejó tuerta, así que han adoptado una solución salomónica: absolverlos a los dos. Salomón uno, Talión cero.
La Consejería de Interior de la Generalitat comenzó negando que se hubiera disparado contra Ester, así que no investigó el crimen. Poco a poco, a medida que la evidencia se imponía, fue aceptando con remilguitos esa evidencia. Llegó hasta el punto de pedir disculpas a la víctima por este acto de terrorismo policial y a ofrecerle una indemnización económica tres años después de haberla dejado sin uno de sus dos ojos.

viernes, 20 de mayo de 2016

ETTs y ‘Oficinas de empleo’


Hace dos días volví a la Oficina de Empleo que me ha tocado en suerte para solicitar mis seis meses de subsidio, 426 euros al mes. Si en ese plazo no encuentro trabajo, podría corresponderme a continuación una cosa llamada Renta Activa de Inserción (RAI) durante once meses —también 426 euros mensuales— por ser un parado de larga duración. Esa RAI se puede cobrar tres veces en toda una vida. Yo he consumido dos; me restaría una última oportunidad de recoger esas migajas del suelo sucio y mate del Estado.
Migajas que, sin embargo, se administran con avaricia. Para cobrar la RAI no basta con ser parado de larga duración (una especie de long play del desempleo): hay que acreditar que se está buscando trabajo, me dice el funcionario rutinario y vacuno. Sólo le faltan las moscas. Le digo que lo tengo acreditado:
—Estoy inscrito en esta oficina. Ahí fuera, en la entrada, no pone “oficina de paro”; pone “oficina de empleo”. Estoy inscrito en esta oficina de empleo para que me busquéis empleo. No me lo buscáis y, encima, me pedís acreditaciones. ¿Qué más acreditación necesitáis que la confianza que pongo en vosotros?

sábado, 14 de mayo de 2016

Emma Goldman, anarquista internacional

Judía, lituana, americana, soviética, española, canadiense. Nada de eso tuvo importancia para Emma Goldman; ella fue una obrera anarquista, una persona que pudo ponerles con motivo a sus memorias el título de Viviendo mi vida. Algo insólito. Goldman fue una persona que vivió su vida; que sufrió, en consecuencia, pero que no arrastró la existencia como un fardo. Una persona que actuó.
Nació en Lituania, parte del Imperio ruso, en 1869, y murió el 14 de mayo de 1940 en Canadá, hace setenta y seis años. Participó en las grandes luchas del movimiento obrero norteamericano desde las movilizaciones de Chicago por la jornada de ocho horas, que dieron origen al Primero de Mayo. Entonces se unió a las ideas anarquistas, las ideas por las que murieron los mártires de Chicago. Participó posteriormente en la Revolución en Rusia, adonde llegó expulsada de los Estados Unidos en 1920, y en la Revolución española de 1936. En ambas revoluciones defendió las posiciones revolucionarias frente a los Gobiernos bolchevique y frentepopulista, y frente al ala colaboracionista del anarquismo.

lunes, 9 de mayo de 2016

Ulrike Meinhof. Periodista. Revolucionaria. Muerta

Pequeña antología de artículos escritos por Ulrike Meinhof, publicada por la
Editorial Anagrama en España en 1976, poco después de su muerte.
Hace cuarenta años Ulrike Marie Meinhof (1934-1976) apareció ahorcada en su celda de la prisión de Stuttgart-Stammheim, Alemania occidental.
Se encontraba en una prisión de alta seguridad y en régimen de aislamiento desde su detención en 1972 junto al resto de los miembros de la Fracción del Ejército Rojo, llamada por el Estado banda Baader-Meinhof, entre los que se encontraban Holger Meins, Andreas Baader, Gudrun Ensslin, Jan Carl Raspe e Ingrid Schubert. Ninguno de ellos salió con vida de la cárcel. Todos murieron en sus celdas de aislamiento, “suicidados” por un Gobierno del Partido Socialdemócrata en coalición con el Partido Liberal. A Holger Meins le llegó la hora en noviembre de 1974. La hora llegó para Ulrike Meinhof el 9 de mayo de 1976, hoy se cumplen cuarenta años del suceso. El turno de Baader, Ensslin y Raspe llegaría en septiembre de 1977, y el de Schubert en octubre del mismo año. Los hombres murieron a balazos. Con las mujeres fueron más considerados: las ahorcaron. El exterminio de la Baader-Meinhof hacía honor a una larga tradición alemana. El Estado alemán, a lo largo de su Historia, pudo tolerar a regañadientes la disidencia individual o colectiva encauzada por el compromiso social. La disidencia intransigente, en cambio, al menos a partir de 1919, empezó a pagarse con la vida.

jueves, 5 de mayo de 2016

Sylvia Pankhurst, la revolucionaria indomable



El 5 de mayo de 1882 nació en Manchester, Inglaterra, Sylvia Pankhurst.
Primero activista por el derecho al voto de la mujer siguiendo los pasos de su madre Emmeline Pankhurst —una de las principales dirigentes del movimiento sufragista—, Sylvia Pankhurst fue una de las pocas revolucionarias que se opusieron activamente a la guerra imperialista de 1914-1918. Se enfrentó con su madre, rompió con el feminismo burgués, y evolucionó hacia las ideas de la izquierda comunista, el consejismo, junto a otros revolucionarios como Herman Gorter, Anton Pannekoek, Henriette Roland-Holst, Otto Rühle o Karl Korsch. Se opuso al temprano giro oportunista de la Internacional Comunista dirigida por Lenin, y defendió el boicot al parlamento y la autonomía del movimiento obrero al margen de la burocracia tradeunionista —coincidiendo con el Movimiento de los Delegados de Fábrica—, así como la igualdad de las secciones de la Internacional frente a la tutela de Moscú. Durante la guerra había fundado el periódico Worker’s Dreadnought (Acorazada Obrera) y la Federación Socialista Obrera que, con otros grupos, contribuyó a fundar el Partido Comunista de Gran Bretaña, del que fue expulsada en 1920 debido a sus ideas consejistas y antiparlamentarias.

domingo, 1 de mayo de 2016

Día Internacional de la Madre Sindical


Hoy se celebra el Primero de Mayo, Día Internacional de la Madre. Además, en la provincia de Madrid estamos en pleno puente. Ítem más: entramos en el mes de las Flores, el mes de María. Y hace solecito. La Mamá-Sindicatos no podía ser insensible a esta realidad social e irá con flores a María para hacer su ofrenda anual y pedir más subvenciones para sus liberaditos. Que no les vaya a faltar de nada a las criaturas. Ni vino (social), ni mujeres (sociales), ni tarjetas black (sociales). Eso y salud para disfrutarlas. Que no falten. Y todo —más difícil todavía— sin rendir cuentas a nadie, ni al tribunal de cuentos ni a nadie.