lunes, 12 de junio de 2017

Aforismos, epigramas y esas cosas


Todos perdemos al parchís en un momento dado.
***
Lo bueno de estar parado es que no te pueden detener.
***
Decir que una persona amoral es la que no distingue entre el bien y el mal es como decir que un ateo es el que no distingue entre Dios y el diablo. La persona amoral distingue perfectamente entre el bien y el mal, lo que ocurre es que no cree que existan.
***
—Esa tía es una falsa.
—¿Cómo lo sabes?
—Porque los falsos nos reconocemos entre nosotros echando hostias.
***
Aquel viejo fue enterrado sin haber podido cumplir su sueño: morir joven.
***
Soy demasiado vago para ser un farsante.
***
Según dicen, Jesucristo era el hijo único de Dios. Ya se sabe, todos los hijos únicos se creen muy especiales.
***